5 consejos para crear música electrónica fácilmente

Explora estos 5 consejos que te ayudarán a producir música electrónica fácilmente con ayuda de algunos implementos.

Tanto si eres un productor experimentado como si acabas de empezar, el mundo de la música electrónica te espera para que lo explores.

El proceso de creación de música electrónica puede parecer abrumador al principio, pero con algo de paciencia, planificación y un poco de conocimiento, podrás crear tus propias pistas originales en poco tiempo.

La buena noticia es que si te interesa aprender a hacer música electrónica por tu cuenta, no tendrás que gastar cientos de dólares en programas o equipos caros.

Lo único que hace falta es un poco de creatividad, un buen sintetizador y algunos otros equipos relacionados.

Esta guía para principiantes te mostrará 5 consejos para crear música electrónica fácilmente con ayuda de algunos implementos.

1.- Empieza con un ritmo

La música electrónica suele construirse sobre una base rítmica. Tanto si estás haciendo dubstep, hip-hop o trance, primero tendrás que tener una buena idea del ritmo de tu pista.

Si es tu primera experiencia haciendo música, deberías considerar la posibilidad de recibir una formación básica antes de lanzarte de cabeza a todas las técnicas de síntesis.

El primer paso para crear un ritmo es tener una idea del pulso de la música, ya que influirá en gran medida en el resto del proceso de producción.

Aunque puede resultar tentador lanzarse directamente a la mesa de mezclas, es importante dedicar algo de tiempo a conocer el pulso y el tempo de la música.

Puedes hacerlo escuchando tus canciones favoritas, así como otros géneros, para hacerte una idea del ritmo de tu música.

2.- Decide los instrumentos y los efectos

Una vez que tengas una buena idea del ritmo de tu pista, querrás empezar a añadir algunos instrumentos y efectos para ayudar a llevarla al siguiente nivel.

La música electrónica suele construirse en torno a una base de instrumentación electrónica, así que deberás empezar a pensar en los tipos de sonidos que quieres utilizar.

¿Quieres crear una pista tropical o una pista melancólica y atmosférica? ¿Quieres crear un ritmo trap o una mezcla chillout?

Tendrás que decidir qué tipo de música electrónica quieres crear. Más allá del sonido general de tu tema, también deberás tener en cuenta la sensación general del mismo. ¿Qué sensación quieres que tenga tu tema?

3.- Engancha tus melodías y acordes

Debes crear las melodías y los acordes que acompañarán a tu sonido. La melodía suele ser la parte más importante de una canción, así que es importante dedicarle tiempo.

También es importante recordar que las melodías pueden crearse a menudo con acordes, que son simplemente variaciones de una nota concreta. Deberás empezar por construir los principales elementos melódicos de tu canción.

Las melodías suelen utilizar patrones sencillos para crear un sonido pegadizo, aunque también pueden utilizar progresiones de acordes más complejas para explorar una serie de emociones musicales.

Llegados a este punto, también es importante empezar a pensar en las secciones de puente y caída de la canción. Estas dos secciones actuarán como transiciones entre la melodía principal y el acorde final.

Ellas suelen ser las partes más importantes del tema, así que asegúrate de dedicarles tiempo.

4.- Añade efectos y automatiza

En este punto, querrás empezar a añadir efectos y automatización a tu sonido. La música electrónica suele beneficiarse de los efectos y la automatización, que ayudarán a crear un sonido pulido y profesional.

Deberás empezar a pensar en tu sonido general y en cómo quieres darle forma. Esto puede significar impulsar ciertos aspectos de tu sonido a través de los efectos o retirarlos aplicando la automatización.

Por ejemplo, si quieres que tu pista suene especialmente espaciosa, puedes utilizar efectos que te permitan manipular la frecuencia de tu sonido. Esto puede permitirte crear un sonido perfecto para pistas melancólicas y atmosféricas.

Por otro lado, podrás potenciar ciertos aspectos de tu sonido y reducir otros para crear un sonido centrado y pulido, perfecto para pistas de baile.

5.- Finaliza tu proceso de producción

En este punto, querrás empezar a pensar en tu proceso de producción final. Aunque puede ser tentador empezar simplemente a secuenciar las pistas, es importante tomarse un tiempo para pensar en el orden en el que quieres crearlas.

Hay una serie de métodos creativos que te pueden ayudar a decidir el orden de creación de las pistas. Puedes simplemente dibujar una línea en el centro de un papel y escribir los nombres de cada pista.

También puedes utilizar imágenes musicales o intentar crear un tema a lo largo de las pistas. Esto puede ayudar a unir estas pistas y dar a cada canción un sonido cohesivo.

Una vez que hayas decidido el orden en el que quieres crear tus pistas, puedes empezar a pensar en cómo quieres reproducirlas.
Hoy en día, puedes secuenciar fácilmente tus pistas de diferentes maneras, incluso utilizando instrumentos virtuales o secuencias MIDI, como el sintetizador y secuenciador de bajo analógico Donner B1.

Este es un versátil controlador que cuenta con efectos tanto de saturación como de delay, ideal para la producción musical profesional.

Ofrece sonidos tanto ácidos como graves y entrega una combinación perfecta entre el estilo retro y el new school. Este instrumento puede ayudarte a crear un proceso de producción más fluido, además de ofrecerte varias opciones para mezclar tus pistas.

Conclusión

Crear música electrónica no es un proceso extremadamente complejo, pero sí que requiere:

● Crear el ritmo.
● Incorporar instrumentos.
● Enganchar las melodías.
● Añadir efectos y automatizaciones.
● Pulir el proceso de producción.

Un buen aliado para esta labor es el sintetizador y secuenciador de bajo analógico Donner B1. Explora sus bondades ahora mismo.